lunes, 24 de marzo de 2014

El encanto de los esmaltes dificiles

Se llaman a si mismas "lemmings". Y como los míticos roedores (existe el mito de que los lemmings se suicidan en masa arrojándose al mar!!!), esas mujeres se unen en una misión que, para los de afuera, puede parecer algo incomprensible e incluso desquiciado.

Day-Go Manicure

Los objetos de sus deseos — que rastrean en eBay, vanaglorian en sus blogs y buscan en tierras lejanas — son viejos frascos de esmaltes. Más específicamente, variedades discontinuas en colores ya no disponibles pero que todavía siguen ahí, juntando polvo en las repisas de algunas manicuras o en negocios alejados, esperando a ser encontrados por alguna "lemming" afortunada que lo va a sumar a su colección, apreciarlo y postearlo en sus blogs o Instagram para mostrárselo a otros miembros de esta extraña subcultura.

Un Moby Dick para aquellas que saben, es "Starry Starry Night" de Essie, generalmente abreviado como "SSN". El pigmento azul marino, adornado con glitters plateados, es amado por su composición, ya que en unas pocas capas una puede lograr una fascinante profundidad.

Para las que no pueden darse el lujo de una botella de "Starry Starry Night" (una subasta en eBay llegó hasta $250 dolares el mes pasado), aros, anillos y otros accesorios pintados con ese esmalte se consiguen online.

Otra rareza: Clarins "230", un tono discontinuado en el 2008 que por lo general llega hasta mas de $150 dólares en eBay y es tan difícil de conseguir online se lo suele denominar "pis de unicornio". Ese esmalte con tanto shimmer, muchas veces llamado "arco iris embotellado", brilla desde bordeaux pasando por verde, dorado y naranja.

Scrangie

Aunque ambos colores son "VHTF" (very hard to find / muy difíciles de encontrar), existen innumerables "dupes", colores hechos por otras marcas que se ven casi indistinguibles.

"Después de estar en esto por un tiempo, estos colores vuelven a aparecer", dijo Scrangie Marcanio, una bloggera famosísima de Chicago. "Alguien va a lanzar al mercado un color idéntico". Ella cuenta que todavía tiene su primer esmalte verde, una botella de Wet & Wild comprada en una farmacia hace una década.

Admirada por su minucioso análisis y sus fotos en alta resolución, Scrangie ha estado fotografiando y escribiendo sobre esmaltes desde el 2004; ella le dice a su blog su "archivo de esmaltes". En cada post, ella evalúa la fórmula, la composición de los glitters, la facilidad de aplicación, pincel, botella, aroma, qué tan bien que seca y cuanto top coat necesita para hacerlo duradero y brillante. Ella es conocida por swatchear hasta 50 veces al día!

Scrangie, que por lo general encuentra esmaltes en ferias y ventas de garage (una actividad llamada "dusty hunting"), nunca contó los esmaltes de su colección, pero estima tener entre 3000 y 4000!!!!!

Más modesta es la colección de cerca de 650 botellas de Amy, la blogger de 28 años detrás de Gotham Polish. Como Scrangie, ella guarda sus esmaltes en un fichero de Ikea, el "Helmer", cuyos cajones tienen la profundidad perfecta para organizar pequeñas botellas (ella además documenta qué colores tiene en una hoja de Excel).

Uno podría imaginar que podría tratarse de un hobbie solitario y triste, pero no. Rosalie Knox, una artista en sus 30s, compra sus esmaltes en tiendas de belleza, negocios de pelucas, etc.: "lugares donde nadie compraría nada por 20 años". Ella es la anfitriona de una fiesta recurrente en un club de Manhattan, donde enciende una luz negra y hace manicuras "Day-Glo".

Rosalie Knox

Rosalie explica el encanto de acumular esmaltes de uñas: "Es algo fácil de coleccionar", dice. "Es pequeño. Es una colección que podés manatener. No se impone en el resto de tu vida. Es económico".

Daniele Frazier de 28, una artista de Brooklyn agregó: "El como buscar un tesoro. Tiene un efecto como jugar a la lotería".

Las dos mujeres se mandan entre ellas imágenes de sus uñas múltiples veces a la semana.

Rosalie Knox remarca, sin embargo, que esta actividad "no es sobre verse bonita".
"Para mi no es sobre marcas famosas tampoco, es sólo por los colores, yo no voy a comprar un rosa básico".

Deborah Lippmann, quien fundó su propia compañía de esmaltes y quien suele crear colores personalizados para las celebridades incluyendo Sarah Jessica Parker, Lady Gaga y Renée Zellweger, se siente halagada por las bloggers que reseñan sus esmaltes.

"Antes había tantas mujeres que pensaban que los esmaltes eran nada mas que esmaltes, que les agradezco mucho", dice Lippmann sobre las bloggers. "Me hizo seguir acercándome a mi equipo químico y preguntarles sobre qué cosas nuevas podríamos hacer. Definitivamente me han inspirado a mejorar. Me obligaron a no descansar, porque me emociona poder ver qué opinan ellas sobre ciertos colores".
Deborah Lippmann dijo que estuvo tratando "años y años" conseguir el acabado exacto del oro rosado del reloj Cartier. La tecnología, dice "simplemente no existe".
Eso no perturba a Scrangie por ejemplo, quien preferiría que alguien la ayude a encontrar su Santo Grial, un arco iris negro.
"Todavía no he visto un charco de aceite", dijo.

Oil Slick


Esto es una traducción hecha por mi de la nota "The Lure of Hard-to-Find Nail Polish Colors" publicada en The New York Times el 12 de marzo del 2014. Las fotos también pertenecen a dicha nota.


23 comentarios:

  1. 3000 esmaltes!!!!!!! *muere*
    Que genial seria un esmalte que fuera como ese charco de aceite, si existiera... Regalaria todos mis esmaltes y me quedaria con ese para toda la vida <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería demasiado bueno para ser cierto.
      Hace unos días vi un water marble hecho con multichromes y estaba que explotaba y casi parecía lo mismo!

      Eliminar
  2. Loquisimo, yo no gastaría tanta plata en un esmalte, siempre hay algún dupe. Igual son re lindos esos dos ♥
    Esta chica que busca un arco iris negro, tenga magia de Jade, será que no le gusto? O capaz no es lo que buscaba, vaya una a saber.
    Me re gusto la nota, gracias por traducirla, besito!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena esa nota! No estamos solas en el mundo!!! :)
    Buena semana!!!

    ResponderEliminar
  4. Que linda nota, gracias por la traducción! Es bueno saber que no estamos locas, perdón, que no estamos locas en nuestra locura...no hay nada más lindo que revolver y encontrar esas joyitas ocultas de esmaltes.

    No puedo creer que scrangie tenga tantos esmaltes...y 50 swatches por día? No hay cutícula que aguante! yo el día que hice 3 ya quedé agotada para toda la semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mierda hace de su vida para poder swatchear tanto???
      Y si, fija que las cutículas se le caen al piso y las tiene que andar juntando a cada rato (?)

      Eliminar
  5. WOW.
    el unico santo grial que me volvi loca para encontrar fue fantasy fire, de max factor. no era caro en sí (no me acuerdo bien el precio pero fueron menos de 10 dolares) el tema es que era super chiquito. y digo era porque el mismo dia que llegó, mi gata se subió a la mesa del comedor y lo tiró al piso. no llegue a usarlo ni una vez.

    decí que la amo demasiado, si no hacía guiso de gato esa noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. QUE HORROR!!!!!!
      Además ese esmalte es glorioso u.u

      El forro de mi gato, hasta el día de la fecha, no me rompió ningun esmalte caro, sino, kaput.

      Eliminar
  6. WOWW!!!! 3000 esmaltes!!!! Que belleza! Me fascino la nota! Gracias por traducirla y compartirla con nosotras! Me encantaria poder ir a una de esas fiestas jaja :)

    Saluditos ^^

    ResponderEliminar
  7. =O OMG! moriria de felicidad con tantos esmaltes! Ya con 50 me siento feliz..no me quiero imaginar llegar a ese numero (creo que me echan de casa antes, jejeje)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que dónde podés poner tantos esmaltes??? Una habitacion sólo para ellos!

      Eliminar
  8. Me encanto esta nota me siento identificada....
    Beso

    ResponderEliminar
  9. Que buenisimooooo post!! gracias por la traducción, ni enterada estaba de esta nota...

    Cuan identificadas no? Me encanta sentir que formo parte en algun punto de esta locura... linda locura...

    Besosssss

    ResponderEliminar
  10. 3000 esmaltes madre mia trato de imaginarlo. pero vaya que bonita aficion me encanto leer este post guapa fue mucho muy interesante...

    ResponderEliminar
  11. Que buena nota! No sabía eso de coleccionar esmaltes viejos o difíciles, me parece algo increíble y muy original. Y 3000 esmaltes tiene Scrangie??? Una locura! Es una genia, la admiro hace mucho y no sabía eso!
    Es bueno saber que no somos las únicas en el mundo con esta locura jajaja.
    Besos Fer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por decir esta herejía, pero Scrangie jamás me gustó. Tendrá todos los esmaltes del mundo y los mil millones de swatches, pero no le pone onda a sus fotos como Pshiiit por ejemplo, a mi me cautiva eso.

      Eliminar
  12. Me encanta !!! No puede tener mas onda todo esto !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dan ganas de vivir en paises en donde esto sea realizable! jajaja

      Eliminar
  13. Soy una lemming de esas :O

    Me ha encantado el post, gracias por traducirlo!!

    ResponderEliminar
  14. Me encantó :D todas tenemos algún lemming que queremos tener en nuestras manos a como dé lugar, ¿no?

    ResponderEliminar
  15. Me encanto! Que genial saber que hay mujeres que hacen esto hace tanto. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  16. Mi post favorito hasta el momento. Qué pasión que despiertan los colores y el nail art!

    ResponderEliminar

© LAQUEADA nail art or die - Todos los derechos reservados.

© Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Licencia Creative Commons